[OPINIÓN] El Palau de Congressos de Palma: un lugar para perderse , de Alessia Comis

Cada día, cuando paso por delante del Palau de Congressos de Palma y lo veo lleno de vida, con pantallas iluminadas, moquetas y montadores de stands, o directivos subiéndose a un autocar después de las reuniones del día, sonrío. En serio, sonrío porque me alegro, por el equipo del Palau, por Mallorca y por el sector, y porque me pregunto si los que criticaban la construcción del palacio han leído en prensa, igual que yo, que acogió desde su puesta en marcha en abril hasta que concluyó el año pasado 173 eventos en los que participaron casi 30.000 personas, y para 2018 tiene confirmados ya 30 eventos con unos 22.000 asistentes.

El palacio de congresos de Palma está revolucionando el sector de los eventos no solo en lo que a Mallorca se refiere, sino a nivel europeo. Para muchas empresas organizar su evento en Malta, Sicilia o Mallorca es una elección determinada no solo por las conexiones aéreas, el clima, la cultura o la gastronomía: una location moderna, recién estrenada, con capacidad para hasta 2000 personas, ubicada al lado del casco antiguo, cerca del aeropuerto y con vistas al mar es seguro un plus determinante a la hora de elegir Palma.

Para las agencias ubicadas en Mallorca, el palacio es un aliciente. Permite atraer a un cliente que hasta el momento no podíamos atender debido a la falta de espacios de última generación con suficiente capacidad, y permite diseñar eventos con una producción más atractiva y atrevida.

También, a mi parecer, tiene algún que otro defecto. Al arquitecto le pareció más que suficiente crear un solo pasillo central en el auditórium Mallorca. Tampoco le debió parecer necesario hacer que se pudiera acceder a bambalinas desde el escenario, o que se pudiese bajar un telón para ocultarlo, así que los espectadores pueden observar al técnico colocándole el micro al presentador, o los movimientos de mobiliario requeridos por la escenografía de una obra.

Y una anécdota real: ¡todos nos hemos perdido alguna vez en el Palau! Yo terminé subiendo inmóviles escaleras mecánicas al otro lado del edificio. Mis compañeros se turnaron para perderse uno por el parking, otro cogiendo un ascensor que no llevaba a la sala contratada.

Si hay muchos eventos simultáneos y la entrada es por el hotel anexo, como organizador ten en cuenta que un 10% de tu audiencia llegará tarde porque su radar no le ha guiado donde debía (o, más probable, porque ha querido subir a la terraza, desde donde se ve el mar y toda la ciudad).

Para cerrar este post, os informo que ya tenemos fechas confirmadas para la próxima edición de “Mallorca: Destino MICE”, que por supuesto será de nuevo en el Palau: el 13 y 14 de diciembre de 2018 Mallorca vuelve a brillar entre los destinos más atractivos para eventos corporativos.

Estáis todos invitados a perderos por el edificio más moderno y lleno de luz natural de Palma; lo peor que puede pasar es que alguien vaya a rescataros mientras os sacáis un selfie con el mar o la Catedral de fondo.

Alessia Comis
VP de Comunicación de MPI Iberian Chapter
CEO de Pidelaluna events